martes, 10 de enero de 2017

Reconversión




a lo lejosIMG_5519byn.jpg
Foto de Edgar P. Miller

Vivimos en los tiempo de las teorías. Todos hablamos exponiendo nuestro entorno dinámico y  los que escribimos  también lo anotamos. Algunos se hacen llamar analistas, pero a fin de cuentas también son teorías lo que escriben, más cuando de economía y política se trata.


Pero enunciar  teorías no necesariamente es mentir, es una de  las manera de decir algo de lo que se sospecha puede ser  verdad pero no se tienen todas las evidencias o argumentos para confirmarlo.  Así pues que sí al final lo expresado resultó ser cierto se hizo un buen análisis; y sino, dependiendo de quien lo dijo será una aproximación o amarillismo.


Ahora, que ya medio aclaré o confundí más  esto de las teorías, quiero exponer una, que conste no lo hago de mala leche únicamente son observaciones de que el petate se mueve.


No tiene mucho que en un discurso el próximo presidente de los EUA dijo que su intención era que a como diera lugar regresarías a ese país a su etapa de oro. Para pocos es desconocido que la etapa de oro de EUA inicia con la popularidad del automóvil.
Hace apenas unos días también una empresa importante que fabrica autos canceló su proyecto de construir una planta en México para moverla a su país de origen; o sea EUA.
Para pocos también es desconocida la causa antropogénica del calentamiento global y también de como algunos lo niegan, incluido el futuro mandatario del norte.
Muchos sabemos, que si de algo se pueden ufanar los que gobiernan es de nunca hablar claro en cuanto a sus propósitos; siempre dicen verde cuando piensan rojo y viceversas.
¿Si saben cuantos pobladores tiene Estados Unidos? pues empiecen hacer cálculos ya que automóviles tiene casi la misma cantidad.


Ahora imagínense, si es que su cerebro alcanza para esos números, cuánto dinero se necesita para cambiar la planta de vehículos de ese país del norte por autos ecológicos. Y quién quiere esa lana. Sabemos que la mayoría los compra a crédito, ahora piensen con mucho cuidado ¿quienes dan el crédito?.
Les doy una seña, les guiño el ojo, la empresa que se va ha ir a producir autos allá y que no quiso acá; tiene proyectado que esa planta produzca autos eléctricos. Así que no está tan lejos pensar que esto también implique convertir la planta vehicular de aquí; donde no se cantan mal las rancheras con respecto a tener auto. ¿Qué no por eso nos mandaron al agente de negocios a la Secretaría de relaciones exteriores y conexas?


Mientras, aquí en el pueblo pozolero siguen matando, ahora impunemente a familias enteras, mientras las mayorías luchan en contra del gasolinazo.




sábado, 7 de enero de 2017

Reactivación económica al día.


atracos y motivación.jpg
Foto de Edgar P. Miller


Para motivar la economía es necesario el consumo, para que exista consumo deben tener dinero los consumidores. ¿O no? ;  parece ser que aquí existe una fuga. Al parecer existen otros senderos.
Miremos la economía de México: la inflación, debido al cambio de la paridad del  peso  con el dólar, el no subir los salarios a niveles adecuados, el desempleo cada día más corrosivo, los intereses elevados y las tarjetas saturadas. Hechos que no permitieron que las teorías económicas de los gobernantes encajaran; así que con eso no se puede tener buenas ventas convirtiendo en un infierno las finanzas para las grandes tiendas comerciales, claro  para todas las demás también, pero esas no son consentidas del sistema al menos que consuman.
Así pues ¿como puede haber consumo para motivar las utilidades de esas grandes tiendas?, esas a las que les han puesto en canasta todas las ventajas,¿al menos para salir a flote estos meses que sugieren?.  En otros tiempos los dueños tenían recursos no muy legales para emparejarse, bueno al menos así lo mostraban en algunas películas, entonces mandaban a alguien para quemar la tienda; después de asegurarla desde luego; ya posteriormente cobraban la prima. Las aseguradoras se pusieron buzas con estas prácticas, por lo que después ellas se encargaban de meter a la cárcel a quienes intentaban esas cosas.
Tons, sigue la pregunta ¿ahora como hacerle?
Exactamente, crear un motín para que saqueen las tiendas, las cuales obviamente ya están aseguradas y flash se vende en instantes, mejor que en oferta, todas las mercancías, bueno al menos las más caras.
Ahora incendian al país a través de su pelele. Quien hace uso de toda su infraestructura de manipulación.
¿Quien paga el seguro? adivinen… ¿el gobierno?... fríos, fríos,  los mensos que acostumbran comprar sus abastos en esos lugares.
Así pues que ni piensen que hay revolución para mejorar las cosas, no, no es eso, son acciones deliberadas de los mismos que nos están fregando siempre.
No duden que incluso las aseguradoras están en el aro. Con la ventaja de que otros negocios no asegurados comprarán seguros por miedo a los sucesos. Y no duden que el gobierno ya les ofreció compensarlas con algo.
Además qué mejor que un saqueo para deshacerse de la mercancía rezagada, vencida, anticuada o sea toda  aquella que ya no se vende.

Pues bien al parecer que nunca como ahora cualquier teoría puede encajar.

viernes, 6 de enero de 2017

De lo abominable a lo sublime.

Foto de Edgar P. Miller 



Chilpancingo es, me imagino que igual que otros lugares; espero que no muchos, uno de esos en donde las cosas van de lo excepcional a lo ruin según hacia donde se quiera mirar.

El otro día como cada mes fui a pagar el servicio de agua potable y alcantarillado, que ni es agua potable la que nos proporcionan ni existe alcantarillado en el lugar; pero lo pago. La oficina encargada emite recibos a través de un sistema de cómputo para este fin, documento seccionable en dos: uno para la emisora y otro para el obligado. Pues resulta que donde pagué; ese recibo no es suficiente; así es que emiten otro en un formato rellenable a mano para comprobar que pagué, repitiendo lo ya efectuado por el sistema mecanizado.¿?

Debe haber mucho dinero en el ayuntamiento para que se tire de esta manera.

Pero no todo es así en Chilpancingo, ese mismo día en la tarde, camino al trabajo, se estaba efectuando una increíble puesta de sol, de esas que lo iluminan y lo hacen sentir a uno en otra dimensión menos cáustica, en un momento sublime.

Lo que me mandó a recapacitar en la dualidad de la existencia.

Pero la realidad es otra, Chilpancingo sigue siendo el lugar donde día con día se oyen balaceras, se sabe de amigos mancillados y de acciones oficiales que no pasan de mirar y oír a los políticos mover la lengua como carros en las quinientas de Indianápolis.

No tienen ni idea de como resolver, ni tienen al parecer intención de inmiscuirse siquiera en la seguridad, ni en otros asuntos iguales de importantes, se la pasan buscando la manera de criminalizar a la población productiva para esquilmar lo poco que les queda con multas y sanciones a través de disposiciones impositivas y persecutorias. Desde luego utilizando la “ley”, con multas y recargos para fastidiarlos. El crimen no importa ese puede esperar y prosperar.

Así pues que mirar para el lado conveniente ha sido la elección de la población, prefiere mutis y chitón que seguir a los “rijosos” manifestantes. Preferible criminalizar a la víctima que reclama justicia.

Así pues que mirar para el cielo y vivir en las nubes ha sido la elección también de muchos, incluyendo algunos funcionarios del gobierno.














EDGAR P. MILLER·WEDNESDAY, JANUARY 6, 2016 en face.

jueves, 5 de enero de 2017

Los platos rotos.


quiebra platos.jpg
Foto de Edgar P. Miller


Ya tiene tres años que se aprobaron las reformas “estructurales”, desde que se propusieron han habido quienes protestan y quienes han explicado lo terribles que serían y lo que son ahora.
Pero mucho antes ya se había desatado una guerra en contra de la tranquilidad de la población con el argumento del narcotráfico, y hace dos años la seguridad  hizo crisis con la desaparición en tan sólo una noche de los 43 estudiantes de Ayotzinapa y el asesinato de un jugador de futbol de los avispones al igual que el chofer y una señora. Para nadie es desconocido la cantidad enorme de asesinatos de ciudadanos y violaciones efectuadas a la vida libre de las personas.
Pero cuando empezó todo eso eran menos quienes salieron a las calles a luchar en contra de lo que a todas luces son injusticias, abusos de autoridades corruptas que únicamente actúan para satisfacer sus intereses. Incluso muchos entonces al contrario reclamaban en contra de los bloqueos y plantones que algunos hacían; principalmente automovilistas molestos.
Sin embargo, no se si por descuido en sus acciones voraces y desmedidas que no tienen tope por su avaricia, ahora se fueron a la yugular del sector menos indicado; sobre el adicto al automóvil: no te metas con mi cucu fue la inmediata  respuesta y al parecer estas personas no tienen la menor intención de soportar que les quiten su principal propósito de vida: circular orondo en su vehículo consumidor de combustibles fósiles, sin importarles la persistencia de los humanos en este planeta, ellos sólo quieren seguir tranquilamente en su nube de confort.
Y me refería al hecho de que esto del aumento a la gasolina fue un desliz de los gobernantes; o tal vez no, probablemente es un acto bien preparado con una frialdad perversa. Al menos desde que se anunció que la gasolina subiría, cosa que sucede desde que yo tengo memoria, al menos una vez al año, nunca antes se publicitó tanto y con tan dirigida intención.
Los enterados saben que el uso de combustibles fósiles ya es en estos momentos un estigma para las sociedades consumistas, es el principal productor de gases invernaderos y defender su consumo es obviamente un acto criminal, así que luchar en favor del uso indiscriminado de la gasolina, además hacerlo con un ímpetu mayor al de luchar por un país seguro, uno con libertades para trabajar sin el peligro de ser víctima de los bandoleros, luchar con un interés mayor al de exigir justicia para los miles de asesinados y desaparecidos, luchar así a favor de algo que puede destruirnos nos lleva a convertirnos en lo mismo que son esos que controlan la economía del país para su beneficio.

Y luchar se vale por lo que uno cree. Se debe combatir y yo en lo particular me uno a su enfado. Pero considero que se debe estructurar la lucha y enfocarla de manera diferente al de pedir mejor precio para un combustible que ya no debería usarse. Debemos exigir cambios verdaderos, para que aquello para lo que nos sirve ese combustible podamos hacerlo de mejor manera y a bajo costo. Pero sobretodo hacerlo con seguridad y para engrandecer a la sociedad y no como un acto de despilfarro por vanidad.

domingo, 1 de enero de 2017

Pezuapa.

pezuapa árboles3.JPG
Fotos de Edgar P. Miller
Yo llegué a vivir a la colonia donde vivo ahora por ahí del año de 1958, fue la primer colonia de Chilpancingo de interés social, fue proyectada para maestros, incluso decía una pancarta que se puso del lado de la avenida Miguel Alemán: Colonia del magisterio, después terminó llamándose Cuauhtemoc Sur y compraron lotes y construyeron casas empleados de diferentes dependencias gubernamentales aparte de los maestros. Fue destruida parcialmente por el terremoto de 1957, por lo que ya en ese año existían construcciones, incluso murieron aquí personas en ese siniestro.
El documento con el  que solicitó mi familia el préstamo a Pensiones Civiles por 60 000.00 de aquellos pesos está fechado en el 22 de noviembre  de 1957. Así que por ahí está la fecha de inicio de esta colonia. La misma básicamente consiste de cinco cuadras dos de las cuales fueron terminadas mucho después de esa fecha.
Precisamente en esas cuadras y donde ahora existe una colonia militar existía un gran baldío que era nuestro centro deportivo, ahí jugábamos todos los deportes que entonces se nos ocurrían.
pesuapa.JPG
Nuestra área principal de juego era la barranca de Pezuapa, por ella escurría  un cristalino arroyo que en temporadas de lluvia nos permitía en ocasiones mirar lo temible que puede ser una avenida de agua aún sin que estuviera lloviendo en el lugar.
Con inmensos amates, guamúchiles y cazahuates  en su rivera, sapos, ranas y ajolotes incluso algunos cangrejos y peces, era un hábitat mágico para nosotros. Bajo unos inmensos amates habían construido unos lavaderos públicos alimentados con el agua de un manantial cercano. En el tramo de la barranca que va ahora desde la Av. Alemán hasta la de Juan Ruiz de Alarcón era donde jugábamos, hacíamos represas y construíamos pequeñas embarcaciones que después hundíamos simulando batallas, también modelamos barro que extraíamos de un pequeño acantilado en la orilla.
Cuando éramos niños los vehículo motorizados eran un artículo considerado de trabajo, aquí en el pueblo existían solamente para eso con muy reducidas  excepciones.  Pero todo fue cambiando a manera que la capital crecía, fue entonces que la barranca se canalizó y se convirtió en parque porque el proyecto de hacerla calle no fructificó, por causas que ignoro, pero preferible un parque que una calle.
Ahora el tramo de Pezuapa con su fauna y flora original destruida, quizás los únicos sobrevivientes son los amates, se mira espectacular gracias a los ficus y ceibas que se sembraron hace unos treinta y cinco años y que parecieran como si siempre hubieran estado ahí.


sábado, 24 de diciembre de 2016

¿Qué tanto sabes?

ciego.jpg
Foto de Edgar P. Miller


La llegada del internet y con él el acceso a millones de datos; ordenados algunos; desordenados otros; así como la facilidad con la que se puede viajar a lugares inimaginables; aunque sea de manera virtual, nos ha permitido, a muchos, aumentar nuestro acervo cultural, nos ha dejado conocer opiniones diferentes, maneras de vivir alternativas y también perder el tiempo para aquellos a quienes adquirir conocimiento no les motiva.


El conocimiento es como adquirir poder, en ocasiones desquicia  el comportamiento de quien lo tiene, quien asume que puede dominara a los demás a su antojo. Así pues que la preocupación me llega cuando miro aquellos que apenas tienen un conocimiento básico, que la experiencia me indica que es apenas ligeramente superior al promedio de los demás y que ya  sienten que controlan el mundo.


El saber es curioso, aparte de interesante, considero que se sabe algo considerable cuando le llega a uno reflexiones como aquella de Platón donde dijo que sólo sabía que no sabía nada.
Y sí, si uno llega a esa reflexión, uno está en el camino correcto, o sea que nunca se sabe tanto como para dárselas de sabiondo, porque siempre habrá alguien más por ahí que sabe bastante sobre cosas que posiblemente aquel que se siente sabio ignora.
Un ejemplo en las redes es el de aquellos que se burlan de quienes escriben mal, que mal está que lo hagan pero no por eso dejan de saber mejor otras cosas que aquellos que los critican. La corrección discreta aporta y no ofende.
Así pues que mucho cuidado cuando quieran dárselas de eruditos, el conocimiento es tan vasto que ni siquiera se sabe que tanto se puede saber. Pueden recibir sorpresas de esas personas que escriben mal.



sábado, 17 de diciembre de 2016

El Cine Colonial.


IMG_5267.jpg
Fotos todas de Edgar P. Miller


El edificio, donde se albergaba el Cine Colonial de Chilpancingo, Guerrero, fue construido sobre una barranca que el gobierno concesionó al Sr. Elías Naime Nemer, realmente ignoro si fue a él o a su padre. Es un gran edificio de departamentos y en la parte baja accesorias comerciales y el cine. Cuando yo lo conocí ya tenía algunos años de uso incluso debido al histórico problema del agua sus baños siempre estaban sucios, quise empezar por ahí porque hasta la fecha cuando algo huele mal mi esposa dice: huele a los baños del cine colonial. Dije gran porque fue uno de los mayores de su época.
La sala del cine le daba congruencia a su nombre, era la imitación de una plazuela colonial, a mi ya me tocó ver  el interior algo deteriorado, incluso su cielo raso estaba destruido en gran parte y mucho de los balcones artificiales también. Pero aún con todo lo mencionado fue un gran centro de reunión para los habitantes de Chilpancingo. Aún con las ratas que de vez en cuando salían a pasear por el frente.
Se hacían proyecciones de películas nacionales e internacionales toda la semana, el domingo incluso matiné para niños en la mañana y el estreno de la semana por la tarde que duraba en cartelera domingo, lunes y martes. Tenía función para adultos en un día y multifunción de películas viejas en otros. Acudían personas de todas las clases sociales en un orden increíble. En su interior se aplaudía se reía se animaba a los actores como si estuviera ahí el muchacho chicho de la película gacha; y desde luego el famoso grito al cácaro cuando algo fallaba: “cácaro bandido”. ¿Cuantos no habrán recibido ahí su primer beso o hicieron o recibieron su primera declaración de amor?.
Era mi paso diario cuando iba a la primaria y también a la secundaria en el primer y segundo año. Tenía un hermoso anuncio sobre la marquesina como los de Broadway; con focos que parecía que se  movían alrededor de donde estaba el anuncio de la función del día alumbrado desde su interior y escrito con letras de colores.
IMG_5265.jpg
Ya en otra ocasión escribí sobre él Cine. Aquí pueden leerlo.
De un lado de la puerta principal estaban los cartelones de la función del día y del otro lado se ponían las que vendían los tacos de pellejos y enchiladas, semillas, garbanzos, etc. ¡Ah! y desde luego aquellas tortas famosos de huevo o chorizo. El cine tenía adentro, por ocasiones, una fuente de sodas; elegante adornada con fotos de las divas y galanes de entonces, pero no tenía constancia, además vendía cosas que no era precisamente de los gustos del pueblo. Salvo la coca que era vendida incluso durante la función por unos chamacos que se paseaban por los pasillos con las cubetas con refrescos. Por cierto uno de ellos terminó siendo un importante empresario de Chilpancingo.
Cuando vi por  primer vez la película de Cinema Paradiso me vino inmediatamente el recuerdo de este cine, sobretodo la cabina del cácaro y ese ruido misterios que producía como magia la máquina de proyección. Y desde luego muchos no tan jóvenes ahora recordarán aquellos momentos mágicos que pasaron aquí en gayola a un lado de la cabina de proyecciones. Parece ser que todavía escucho a aquellos ligeros gemidos en la obscuridad.
Cuando pasaba por la calle en la mañana me llamaban la atención que en ese momento llegaban las latas flejadas de los rollos de película. Me emocionaba saber que llegaba esa película que vi en el cartelón y que quizás podría ira ver. Me metía al vestíbulo del cine, que siempre estaba abierto salvo excepciones y me ponía a ver a detalle cada uno de los cartelones que estaban en las paredes de todo el rededor del mismo.
El edificio también albergaba un servicio de paquetería aérea, la taquilla y oficinas de un servicio de avionetas para ir a lugares que entonces  era la única manera de hacerlo y que ahora no existe por razones desde luego absurdas.
En una pequeña accesoria del lado derecho de la entrada, que no correspondía al edificio, estaba la agencia Lotería Nacional que tenía una señora(Tere Magro) madre de uno de mis amigos(el pollito) que murió adolescente, y que desgraciadamente se me olvidó su nombre, en otras del lado contrario y en una banqueta a desnivel por arriba del metro con un barandal; entonces de tubo, estaba la refaccionaria Hércules..

IMG_5266.jpg
Los departamentos eran al parecer los primero en su tipo que se hicieron en la ciudad y eran contratados por funcionarios que llegaban a trabajar en los gobiernos flash del Estado de Guerrero. Probablemente eran, cuando se hicieron, los únicos con baños de todo Chilpancingo ya que en el lugar se acostumbraba defecar en los patios.
Quizás después les cuente más.