sábado, 21 de octubre de 2017

Los insectos nuestros compañeros incómodos.



oruga3.jpg
Foto de Edgar P. Miller

Los insectos, esos pequeños animales con quienes frecuentamos seguido, tienen más tiempo en el planeta que nosotros. Aunque muchos no lo sean, son considerados plaga, otros pocos por su belleza son admirados. Ellos sobrevivieron a cuatro  extinciones en masa de cinco que  han habido en este maltratado planeta nuestro. Son los animales más versátiles del planeta, a tal grado que no todas las personas pueden diferenciarlos de otros. Un mismo insecto puede en su vida tener cuatro formas diferentes con costumbres también diferentes. Por lo que la mayoría de los humano los confunden. Difícilmente aceptan las personas comunes que una oruga (le dicen gusano también) puede ser una mariposa; sobretodo si la oruga es espantosa y la mariposa hermosa.
El humano tiene temperamentos encontrados en relación a los animales con los que convive en este planeta, le puede ser completamente insensible apachurrar con el  frente de su auto a miles de insectos, pero sufriría un shock sí atropella a un solo cachorro de  perro.
A mi me tocó vivir la época cuando los autos iniciaban sus viajes por carreteras de una población a otra, al llegar al destino, la parrillas y parabrisas estaban batidas de insectos destripados, a veces también algunas aves y murciélagos. Fue por eso que en las estaciones de gasolina limpiaban los vidrios.
No tengo a la mano ni sé si existan cifras de que tanto fue lo que afecto el automóvil en la desaparición de algunas especies de insectos, probablemente algunas se extinguieron por este motivo sin siquiera clasificarse, ya ni decir cuando surgió el boom del uso de los insecticidas de amplio espectro en la agricultura. Ver morir insectos no causa sentimientos de consideración como ver morir a un delfín, una foca bebé o un gato arrabalero. Ni para el grueso de la gente saber que hubo la extinción de una especie de ellos es causa de preocupación, probablemente lo sientan como bueno.
Pero deberían ser más conscientes de estos sucesos; que sé, que  para algunos podrá parecer tontería. Deben saber que sin insectos quizás no podrían comer una fruta ni otros alimentos vegetales para el cual la polinización de sus flores por medio de los insectos es determinante. Algunos insectos también son esenciales para la formación del suelo.
Un estudio reciente en Alemania dio algo espeluznante, ellos ya perdieron aproximadamente el 70 % de sus especies de insectos voladores y en otros lugar la cifra podría ser igual o peor pero debido al poco interés por ellos no se sabe.
Cuando alguien entra a mi negocio exigen siempre un plaguicida que sirva para erradicar el insecto “plaga” de su casa. Nosotros somos una verdadera plaga.

Otras ligas:

.

miércoles, 18 de octubre de 2017

Latin Ballet of Virginia.

22491611_10155079480418105_6740173987028205532_n.jpg
Aracely Acuña con parte de la compañía. Foto de Enrique Pastor.

Este martes  para salir de la rutina decidí ir a un espectáculo de Ballet de danza contemporánea. Lo hice también porque era gratuito, porque son de esas cosas que me gustan, además tenía mucho tiempo que no asistía a uno en vivo.
Como en toda la cultura que sigo, poca atención pongo a los nombres de los personajes, así que no podría decirle sí estos tienen renombre, pero según Aracely Acuña al menos una de las bailarinas tiene algo de reconocimiento. En lo particular yo no encontré nada en la red sobre el Ballet de Danza Contemporánea de Virginia, USA;  que es como se llama la compañía, salvo la noticia de que anda en Guerrero. Publicada por el propio gobierno de  este estado, obvio ellos lo trajeron. Pero el prestigio empieza con cero y puede uno tener la oportunidad de ver nacer a una estrella.


Agregar leyenda


Pues bien me hice la idea de asistir y lo logré, fui con Elsa y Lilia; dos hermosas chicas que se atrevieron hacerme compañía. Mi amigo Enrique Pastor estuvo junto a nosotros también.
Llegamos al suntuoso y espectacular Auditorio Sentimientos de la Nación; nos sorprendieron ahí con  que siempre no se haría en él;  sino que en su patio, ya casi terminaban de instalar  el mediocre escenario provisional cuando arribamos. Un estado de los más pobres del mundo es Guerrero, que más puede ofrecer, aparte de políticos millonarios. Además, con la desventaja que ni para apoyarse en un ayuntamiento saqueado y en proceso de golpe de estado.
Lo dicho no fue motivo para que los artistas del espectáculo se agüitaran, personas bastante profesionales y animosas, con espíritu emprendedor; ellas se adaptaron a las consecuencia. ¿El público? ¿que podía exigir?, nada “a caballo dado no se le revisa el colmillo”.
22528275_10155079479388105_9130823160906570452_n.jpg
Enrique Pastor con parte de la compañía. Foto de Enrique.
La obra fue una composición sobre el poema El cuervo del escritor  Edgar Allan Poe, sobre la parte oscura de la vida de este gran cuentista relacionada con las drogas. La puesta del espectáculo al estilo de Jesucristo Superestrella una obra que tuvo éxito en Broadway, sin cantantes en ésta de la que estamos hablando; vale la aclaración, solo la danza y su música.
Araceli Acuña presenta el evento con una agradable locución después de la tercera llamada, el público en expectativa.
Penoso y terrible fue el inicio de las acciones, el primer bailarín uno de flamenco se la pasa bailando un solo sobre el escenario con una música que para mi pensar no cuadraba con lo que hacía o al revés, además una falla en el  sonido, culpa de un bafle que se desconectó haciendo más terrible de lo que ya era. Agrego al asunto que poco me agrada ese arte del baile flamenco. El bailador intentaba esmerarse, pero no alzaba la emoción del público.
22490208_10155079479688105_5232618292975826467_n.jpg
Enrique y Aracely con  la directora y el bailador.foto de Enrique.
Pero eso sólo fue el inicio, poco a poco con el entusiasmo de una de las bailarinas; la primera, una señora como de mi edad o poco menos, yo rondo los 67, que al parecer a ella los años no le dicen nada malo a su capacidad como bailarina, elástica hasta donde lo puede aceptar esa edad, hizo malabares, que nos puso en un hilo, con la piel de gallina a todos los que la mirábamos, temiendo el momento en que quedaría para meterla en  una bolsa negra en pedazos, como aparecen los cuerpos de algunos comúnmente en este estado.
Tres bailarines excepcionales, dieron nivel al evento, ellos en lo suyo nos hicieron sentir que el espectáculo valía la pena, la hermosa aurora en el cielo de Chilpancingo les compitió en la atención del público, pero ellos, los danzantes,  impasibles, se mantuvieron en su trama. Las bailarinas no se quedaron atrás y complementaron la fascinación. Después la música mejoró, sobretodo ya no falló el sistema; definitivamente las tres escenas finales encendieron la emoción de todos por lo que merecieron el reconocimiento del público. Mis felicitaciones a estos artistas tan profesionales. Incluso el bailador de flamenco, terminó luciendo; tanto por su baile como por su destacada actuación.

Nota de último momento: Al parecer el nombre de la compañía es:  Latin Ballet of Virginia de la que hay menciones en la red junto a la carrera artística de Ana Inés la directora.
El jueves 19 en el conjunto Jacarandas a las 18 horas se repite por si quieren disfrutar este asunto.
La organización en mención tiene un propósito humanitario en beneficio de la relación entre personas diferentes y atención a niños latinos, por si quieren donar les dejo la liga aquí. Aclaro que nada tengo yo que ver con ese asunto, sólo apoyo con la difusión.
22539751_10155079479858105_3322362544208223893_n.jpg
Enrique con una de las excelentes bailarinas.Foto de E.P.

Liga para el apoyo: https://www.latinballet.com/support

jueves, 12 de octubre de 2017

La cruda realidad de la economía cadáver.

 
Foto de Edgar P. Miller
 
 
Hoy en la mañana al salir rumbo al trabajo, junto al portón de la casa, en el lugar donde acostumbran los mensajeros dejar publicidad de Coopel, Comercial Mexicana, Elektra, de todas las pizzerías, estaba también la publicidad de unos servicios funerarios.No se muere uno por gusto, al menos no tuve un conocido que me platicara tal cosa cuando lo hizo, así que los servicios funerarios no es algo de primera necesidad o inducido por programas publicitarios, ni mucho menos un consumo suntuario o habitual.

Me quedé un buen pensando sobre el asunto, no piensen mal no quería ir ampliar mis deudas comprando un ataúd, mucho menos darme el lujo de morir; sale caro eso de los servicios funerarios, además mi familia no tendría para solventarlo, así que ni para qué pensar en darme el lujo.
Realmente mi pensamiento se fue por la economía en general, aquella de como se crean las fuentes de trabajo; o sea, las opciones de inversión y como consecuencia todo lo demás: empleos, créditos, impuestos, conflictos laborales y de gremio, políticas salariales, etc.
Así pues que me dije: el aumento desmedido en los asesinatos obviamente han abierto fuentes de empleo, han creado empresas y también han impactado en la disminución del desempleo, ¿o que no acaso cada que muere un empleado deja una vacante?.
Fue entonces, después de esa meditación, que me quedó la incertidumbre de como puede llegar el momento en que revertir la situación resulte un problema económico, ¿o ya lo es?, ¿de ahí que no den marcha atrás?; bueno, no intentan solucionarlo. Que incluso parece ser que se recrudece, quizás porque inician a tener intereses en ello los gobernantes. Como en el sector turismo, no importa cuánto daña este la ecología, ellos dan puerta abierta al perjuicio ecológico con la cantaleta de abrir más empleos y mejorar la economía local, incluso hablan de restablecer el tejido social.
Pues con esto de los funerales ya nada más falta que agreguen el rosario de beneficios, para que después incluso se formen gremios de enterradores y conexos a favor de incrementar los decesos para proteger la fuente de empleo. Incluso no faltará la voz mediática a favor de tan grande empresa. Ya me imagino a Sarmiento entrevistando líderes empresariales para convencer de las bondades. También aparecerá un líder sindical duro de facciones y difícil de cambiar, eso sí siempre bien apoyado por los gobernantes en turno.

De tratados y tratos.

STA_8745.jpg
F: Edgar P. Miller

La relación entre Estados Unidos, Canadá y México,  debe ser un tru tru de tratados, muchos de ellos secretos o tan escondidos o perdidos en archivos, que pocos  o probablemente nadie sabe la película completa al respecto.
Por otra parte; nadie, creo, duda de la inteligencia maléfica de Videgaray, pero también de su inexperiencia en el  puesto y la falta de capacidad para el mismo, ni mucho menos han de dudar que él es uno de los del grupo de quienes gobiernan ahora y que han demostrado con creces su traición.
También quiero pensar que la población entiende que ni Canadá ni Estados Unidos están interesados por tener un tratado para beneficiar a la población de nuestra nación. Sabemos, al menos yo estoy bien enterado, que a ellos sólo les interesan sus empresas de nivel mundial, nuestros recursos naturales, el territorio; y si acaso, la población únicamente como esclavos; probablemente hasta la de sus países.
Así pues lo único que nos queda hacer a los mexicanos es mentarle la madre, para empezar, a todos aquellos que nos despojan de lo que se ganó en la independencia y se estipuló en la constitución del 17 como nuestro. Después cambiar a quienes gobiernan por algo mucho mejor. Mientras no tengamos un gobierno comprometido con su población; aparte unas cuantas bombas nucleares, esos hdp siempre estarán fastidiando, más aún si siguen existiendo, entre nosotros, malinches que por una coca cola se venden o someten a los designios del poder.

Con tratados o sin ellos Estados Unidos hace lo que quiere con los países tercermundistas, con Canadá tal vez haga tratos. Su poder es abrumador y los gobernantes están al servicio de los más corrosivos capitales.

domingo, 8 de octubre de 2017

Desastres.

resiliensiaIMG_8763.jpg
Foto: Edgar P.   Miller


Vivimos ahora un momento muy diferente en cuanto a lo que sucede en el mundo; que como lo era hace 600 años. La información sobre desastres llegan de un lugar a otro incluso en el momento en que sucede.
¿Quién ayudaba a nuestros ancestros antes? ¿Como resolvían una crisis producto de un fenómeno ajeno, uno como tantos que a nuestro mundo le están sucediendo este año? ¿Acaso entonces ellos eran más auto suficientes, más previsores?
No quiero pecar de inhumano, haciendo que piensen que me opongo a que se ayude a mis congéneres en desgracia, no. Solamente invito a recapacitar. Ser auto suficientes no es malo. Es  más pienso que debería ser un acto de supervivencia.
En este mismo momento miles de personas sufren la pérdida de todo; no sólo en México, sino que en diferentes partes del mundo, que están esperando ayuda, ¡esperando!  Quiero pensar que existen algunos que ya por su propia resiliencia están resolviendo su situación.
Los gobiernos actuales no piensan en las masas, al menos no en las de los humanos, tal vez las masas de minerales y recursos explotables sí. ¿Pero para que los queremos?¿cuál debería ser su actitud en este momento de crisis? Acaso la que están realizando: planear cómo quedarse con el capital destinado a desastres; a través de una aparente ayuda que no llegará  a los verdaderamente afectados. ¿Cuál debería ser la actitud de los afectados? ¿Sentarse a esperar la ayuda o iniciar por su cuenta su rehabilitación; o tal vez, luchar porque la ayuda que dieron ciudadanos de todo el mundo les llegue?
La historia de la humanidad quizás en la inmensidad de testimonios guardados tenga alguna lección; algo para encaminarnos a enfrentar este tipo de eventos. O acaso se han ocultado para tenernos dependientes y sumisos. Triste sería que tantos investigadores  pagados, ni siquiera hayan estudiado este tipo de acciones.

martes, 26 de septiembre de 2017

Somos un caso.

IMG_8499.jpg


Los mexicanos tenemos defectos al igual que los pobladores de otras partes. Pero resalta una actitud individualista en nosotros que nos convierte en una sociedad que se mira corrupta, estudiada a profundidad, al menos en la perspectiva que la miro yo, es una población que lucha por su subsistencia sin tomar en cuenta códigos de conducta éticos y morales. Tal vez porque no le dejan de otra.
En una ocasión mi hermana se quejaba diciéndole ladrona a una señora que vendía dulces en la puerta de la escuela Morelos, vendía unos chocolates, que costaban un peso en la dulcería, a diez pesos. Además, los que llevaban a sus hijos a la escuela les daban dinero, el mismo que gastaban comprando el chocolate. Yo soy comerciante y hacía coraje cada que en los periódicos decían: los comerciantes ladrones subieron los precios. Era época de hiperinflación donde el culpable directo era el gobernante y no los comerciantes. Sin duda había algunos que se aprovecharon de la situación.
Le explique a mi hermana de como funcionaba la economía de esa señora, para que entendiera que no robaba, sino que vivía de las utilidades de lo que vendía. Así pues, que ella para vivir necesitaba X suma de dinero al día para su sustento y pues tenía que sacarlo de la mercancía que vendía.
Pues bien, mirando las cosas así entenderemos porque cada quien en México hace lo que hace, o sea todos necesitamos un mínimo de capital para sobrevivir. De ahí parte todo lo demás.
Los grandes comerciantes también viven de las utilidades de lo que venden pero tienen competencia y por lo mismo no pueden subir arbitrariamente sus precios, así que ellos pueden hacer dos cosas: disminuir costos o destruir de alguna manera la competencia.
Disminuir costos suena ser la mejor opción, pero esto lleva a la proliferación de otros males, como son disminuir salarios y oprimir a sus proveedores para hacer lo mismo descendentemente hasta llegar a los productores base.
Así pues que se ve claro, que moviéndoce la economía por donde sea termina fregando al trabajador, que a la vez también requiere de un capital para sobrevivir y de alguna manera tendrá que obtenerlo.
Pues existen varias maneras, una es tener dos o más empleos, otra tener un ingreso extra, como el de la señora de los dulces, también puede sacarse materiales de donde trabaja. Y desde luego retroalimentando la competencia yendo a comprar lo más barato.
Así pues en esto último podemos echar una mirada al funcionamiento económico en la industria de la construcción, en ella las grandes constructoras, las de menos escrúpulos, para ganar mercado; sobretodo hacerse del capital destinado a la construcción, destruyeron aquella competencia que eran escrupulosa, disminuyen costos también para lograr ganar los concursos. Ahora, gracias a un temblor, sale a relucir de donde salió la utilidad. No sólo el de las empresas constructoras; sino que de todos los elementos que de una u otra manera participaron en la construcción.
No estoy de acuerdo que las cosas sean así; aunque así sean evidentemente, ni quiero que así continúen; algo se debe hacer para que no suceda esto.
El problema mayor es que no sólo sucede en la construcción, esto se puede ver en la medicina, en los organismos legales y en otras industrias y profesiones. Ya ni decir en el proceso “democrático”.
Probablemente alguien se sienta ofendido y diga que él no es así, le pregunto: ¿Acaso no busca el mejor precio al comprar cualquier cosa deseada?. Y existen otros pequeños comportamientos que pasamos desapercibidos que ayudan a que las cosas sean así.
A lo anterior se le puede agregar el efecto de los codiciosos y ambisiosos. 

viernes, 22 de septiembre de 2017

El perro y su pensamiento existencial.



perrobnIMG_8293.jpg
Foto de Edgar P. Miller

El perro de la foto no se si tiene o tuvo nombre, le llamamos por costumbre del grupo Solovino; o sea, nadie lo invitó, caminando por una carretera de Chilpancingo, él nos siguió mientras nosotros pasábamos. Así fue siguiéndonos hasta nuestro destino, en donde nosotros hicimos  un tipo de día de campo, había comida y disfrutamos la charla, con las bromas acostumbradas. Solovino se echó y de vez en cuando nos miraba apesadumbrado, desinteresado, pero al parecer confiado de convivir con tanto animal raro. Yo lo miré confundido, intrigado; por lo general los perros cuando huelen comida se acercan al menos a ver que recogen, él no, tranquilamente se echó y entre pistos nos miraba. Su mirada no se notaba como la de cualquier perro callejero, ésta era más como la de un humano deprimido, desilusionado. Varias teorías surgieron en mi pensamiento; entre ellas, acordandome de la película  “Siempre a tu lado” aquella de Richard Gere donde al perro su amo se murió y no entendía su situación se quedó esperándolo hasta que murió él también. Así pues que después de esta rara experiencia mi pensamiento hacia los perros cambió.

Tener un perro no lo convierte a ninguno en  un  gran protector de los animales ni mucho menos amante de la naturaleza, si algo tienen los perros es que no son animales que se encuentren libres en la naturaleza, es más nunca lo hicieron, al menos no como los conocemos ahora, ellos eran lobos; así es, su especie es Canis Lupus, el perro es la subespecie adaptada por el hombre familiaris la cual contiene infinidad de razas creadas también a capricho del humano y no de la naturaleza.
En lo último que mencioné existe algo terrible, algo que convierte al hombre en un ser perverso, la conversión que el humano hizo de un lobo (ese animal inteligente, gregario autosuficiente, elegante y muchas otras cualidades a las que uno puede acudir)  a un char pei o a un pug no es precisamente algo que lo benefició, por lo tanto fue una cosa maldoza que hizo alguno de nuestros ancestros y que incluso lo siguen haciendo por cuestiones puramente de mercadotecnia por ambición y codicia.
Y sé que habrá quien reclame sobre lo que digo dando mil razones para justificar el que el hombre haya hecho lo que hizo, parte porque se beneficia de la existencia de los perros y la otra  porque se siente adorador de ellos sin importarle el sufrimiento que encierra esta conversión. Pero sí tener esclavos africanos era terrible tener perros no lo es muy diferente. La única diferencia quizás sea de que los perros no lo saben y poco se quejan o su queja no se entiende; muchos dueños tampoco entienden ni papa de lo que sucede con la existencia mental de su perro o la de los demás.
Yo también he tenido perros y los quiero, no me gusta que se maltraten y de ahí surgió este escrito. Porque su salvación y bienestar está en su liberación del hombre.
Así pues que sí le interesa la naturaleza bien puede empezar por no crear perros y meterse a la lucha para que ya no sigan reproduciendo estos fenómenos del lobo. Luche mejor para que al lobo le asignen más lugares naturales. O por salvar del capitalismo salvaje a todas las especies de vida en el planeta; incluyéndonos.