miércoles, 9 de agosto de 2017

El gran circo 2018.

amoSTA_8093.jpg
Foto de Edgar P. Miller

Se aproximan elecciones, con ellas llega el gran circo para todos y algo de pan para algunos.

Me encontré en la red un escrito optimista de un partidario, del partido en el poder, miope o ciego que entre otras declaraciones están estas dos:

  1. “El presupuesto del país ya no está sujeto a los vaivenes de los precios del petróleo”. Digo yo: Probablemente no, porque ya se regaló el petróleo; seguro ahora depende del precio del país que se vende; incluyendo a sus habitantes como esclavos. Una muestra de esto último, es la alianza de EPN y Trump para sacar a los mexicanos de EUA para traerlos  a trabajar a México por lo que les paguen; no les queda de otra a los migrantes. El gobierno de México se volvió enganchador de los poderes económicos extranjeros.

  1. “Por ejemplo, la inflación no ha sido creciente, se ha logrado mantener, o el tema de la devaluación, por lo del petróleo, del cual se dependía”. Igual le digo: sí claro, ¿cuándo regresará el peso a su valor correcto? Se para la devaluación; pero el peso vale menos. O sea ya nos robaron esa diferencia y ni siquiera se tiene planeado reponerlo.


Pero al parecer todo ese optimismo tiene que ver con las elecciones. Después de aquellos comicios en el porfiriato, la que sigue en esta época al parecer será la más codiciada. Y el resultado podría ser la desgracia del ganador, como sucedió entonces con  Madero. Bueno tal vez se le podría preguntar a él a través de un espiritista para conocer su sentir.
Dije codiciada, en el sentido de que quienes están en esta línea de acción son adictos de la codicia; al menos ese ha sido su comportamiento en los últimos años.
Desde que se usaron las encuestas para manejar las conciencias de la población votante, éstas marcan a los posibles ganadores. Para aquellos que confían en la pureza de nuestro sistema electoral; bien pueden, también, ver puras las encuestas.
En fín en las encuestas ya hay ganador y también posibles arrebatadores del triunfo, aunque para muchos, al parecer, quien está a la cabeza ya no debería perder.
Pero bien sabemos que como México no hay dos; ese, pues,  es el país en el que vivimos; aquí: robar, matar, secuestrar, extorsionar, es algo común y protegido por los “gobernantes”, siempre y cuando las actividades mencionadas no sea realizado por un ciudadano común y desprotegido de los fueros; de esos que tienen ellos incluyendo los de ley. Porque entonces le caen del cielo todas las instituciones y le aplican hasta las leyes de la colonia y hasta las reformas no aprobadas.
Ya se acerca el momento de votar; y quién debería ser el gurú de quienes tienen el poder está más desprestigiado que los noticieros de televisa. Pero quien tiene el poder, también dispone del dinero de todas las riquezas de  México y lo utiliza a su gusto; aunque nos avienten el rollo de que existe control del presupuesto, fingen un informe y toda la faramalla de legalidad para validarlo que después resulta que fue mentira. Mientras quienes votaron por ellos ya están esperando en cola para recibir las prebendas para votar en  la siguiente elección.
Así pues ya debe andar corriendo el dinero entre esos intelectuales mercenarios crecidos y mantenidos por los medios para inventar historias en contra del que encabeza las encuestas y desde luego también asombrosos ensayos para demostrar lo bueno que ha sido este sexenio para la economía nacional y el desarrollo social. Mostrarán en un video o varios, al estilo de Steven Allan Spielberg, a una familia paupérrima recibir su cuartito del tamaño de casa de perro, para su pequeña hija parapléjica.
Así pues ya sonó la campana y todos metidos en el ring, ya sueltan puñetes a diestra y siniestra.
Siendo benevolente uno podría aceptar que esto es lo normal en una democracias moderna; ¿pero cómo no? si esto sucede en el país donde surgen las defensas aguerridas por la democracia contra aquel país de sudamérica donde dicen que las elecciones se hacen como ellos saben hacerlo aquí.
Probablemente eso de estar apoyando al del norte en su aferrada ambición imperialista, tenga que ver con la última carta en caso de ser necesario robar descaradamente la elección y tener al payaso del otro lado del muro un aliado que los valide como gobernantes espurios.
El colmo llega cuando uno de esos lambiscones pagados tira a la red un artículo con el fin de confundir a la ya confundida población, argumentando que toda y cada una de las acciones del actual presidente son lo mejor que le ha sucedido a México, utilizando un sarcasmo estúpido que uno sólo puede esperar de un mercenario de la comunicación. Dirigido a las masas desinformadas, ya que sólo así se podrán tragar todas esas mentiras. Les quiero recordar a todos aquellos que escuchen los grandes avances que dicen hicieron las acciones del gobierno actual, que México únicamente estará en buen camino cuando los mexicanos estén seguros. Seguros en su empleo, seguros de que sus ingresos son suficientes y sobretodo seguros de que pueden dedicarse a vivir en México sin ser víctimas de la violencia y que se vislumbre un futuro seguro para sus hijos.

Algunas ligas importantes:

No hay comentarios:

Publicar un comentario